Juan Diego Vásquez debe ser secretario general de la Asamblea Nacional?

0
548

El 1 de julio entrarán al hemiciclo legislativo 15 nuevos diputados y diputadas de los colectivos Vamos y del Movimiento Otro Camino. Deberían ser 23 diputados de estos dos colectivos, pero entre las impugnaciones del 8-2 por parte de uno de los candidatos perdedores José Ruiloba Pineda quien impugnó a los 4 diputados electos de Vamos en este circuito, y por el otro lado las impugnaciones de otro candidato perdedor el abogado Alejandro Pérez en contra de 2 diputados de Vamos, y otros dos diputados de Moca del circuito 8-4, y un diputado del PRD han restado diputados a estas fuerzas.

Por si fuera poco, la actual diputada Zulay Rodríguez impugnó al diputado electo del circuito 8-2, Omar Ortega del colectivo Realizando Metas. Por su parte, el panameñista Ubaldo Vallejos impugnó al diputado Benicio Robinson en el circuito 1-1, y la Fiscalía Electoral impugnó al diputado Alaín Cedeño también de Realizando Metas del circuito 8-6. Cruzando el puente, otro candidato perdedor Eliecer Montenegro impugnó a las tres diputadas electas del circuito 13-4: Yuzaida Marín y Lilia Batista del partido Realizando Metas, y Patsy Lee del Partido Popular. Debo aclarar que el diputado electo Néstor Guardia del circuito 2-1, no fue impugnado por el doctor Victor Carles de MOCA, sino que se interpusieron dos denuncias penales electorales. Esto significa que el gran total de diputados electos impugnados es de 15. De estos, seis son de Vamos, cuatro son de RM, dos son de Moca, dos es del PRD y uno es del Partido Popular.

Esto implica que, si la jurisdicción electoral no resuelve estos casos antes del 1 de julio, ese día se juramentarán 56 diputados y diputadas. Solo ellos son los que van a votar o podrán ser elegidos para la junta directiva de la Asamblea Nacional, y para presidir las 15 comisiones permanentes.

La mitad más uno de 56 nos da 29 diputados. Si a Vamos y a Moca le quitaron 8, quedan en 15, hay una diputada del Partido Popular impugnada y suponiendo que el otro se sume, habría 16 diputados. En un escenario muy favorable, se podrían sumar los 8 panameñistas y se llegaría al número de 24. Aquí viene lo verdaderamente difícil, conseguir 5 diputados de CD, o del PRD que quieran romper con RM. En este momento parece que sí puede ser posible conseguirlo.

Si se obtienen los 29 diputados necesarios para poner la nueva directiva de la Asamblea Nacional tendría que haber pactos faustianos. Quizás habría un independiente como presidente de la Asamblea, un panameñista de primer vicepresidente y un CD disidente o PRD marginado como segundo vicepresidente. Estos tres cargos deben ser ocupados por diputados o diputadas que sean miembros de la Asamblea Nacional para el periodo 2024-2029.

Hay otros dos cargos de importancia que no requieren que sean ejercidos por diputados en funciones, estos son los cargos de secretario general y subsecretario general de la Asamblea Nacional. Los cargos de secretario y subsecretario general permanecen por los 5 años del término legislativo a diferencia del presidente y los vicepresidentes de la Asamblea que cambian anualmente. Si la opinión pública no se ha percatado es necesario reconocer que este ha sido el proceso electoral más sucio que hemos tenido en el periodo democrático. Este proceso no se acabó el 5 de mayo cuando cerraron las urnas, sino que terminará cuando salga la última resolución del Pleno del Tribunal Electoral que haya resuelto las impugnaciones a los 15 diputados.

MOVIMIENTO VAMOS

El movimiento Vamos está llamado a ser el protagonista de la deliberación legislativa y del trabajo de las comisiones permanentes. Junto con toda la sangre nueva que entrará a la Asamblea Nacional, proveniente de los partidos políticos nuevos o tradicionales, este es el momento para que los jóvenes de edad y de corazón se tomen el Órgano Legislativo y conformen una gran coalición de manos limpias para sanear al Estado Panameño y enrumbar al país. Los diputados y diputadas de Vamos serán el blanco de todo tipo de ofertas, manipulaciones, estratagemas y tentaciones. No es lo mismo tratar de guiar a una bancada legislativa desde afuera con declaraciones a los medios, mensajes de WhatsApp, o reuniones de trabajo. La bancada necesita a su líder presente en el Órgano Legislativo.

La gran coalición de las manos limpias debe designar a Juan Diego Vásquez como secretario general de la Asamblea. Esto mandaría un claro mensaje de que las cosas van a ser muy diferentes de ahora en adelante. Para la bancada de Vamos, así como para las otras de tantos jóvenes talentosos, esto le daría la oportunidad de tener a su mentor interactuando permanentemente con los recién llegados, y procurando que los grandes temas nacionales sean objetos prioritarios de la agenda legislativa.

Fuente: Teams Inversiones y Negocios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí