• Schneider Electric y Oxford Business Group analizan en un nuevo informe el impacto de la aceleración digital en el sector empresarial
• El estudio arroja que la ciberseguridad es la prioridad estratégica para la competitividad y la sostenibilidad empresarial en la región de LATAM.
• En 2023, 75% de las organizaciones tendrán planes de transformación digital amplios, 27 % más que en 2020.

Schneider Electric, con 45 años de ser el líder en la transformación digital de la gestión de la energía, en colaboración con la firma internacional de investigación de mercados y asesoría, Oxford Business Group (OBG), han desarrollado un nuevo informe de evaluación de respuesta ante la crisis de la Covid-19, el cual considera que la ciberseguridad se ha convertido en una prioridad estratégica para la sostenibilidad y la competitividad a corto y largo plazo de un mundo empresarial en proceso de digitalización acelerado.

El informe señala que el 60% de las empresas invertirán para digitalizar la experiencia y capacidades de los empleados para el 2021. Además, para el 2023, 75% de las organizaciones tendrán planes de transformación digital amplios, 27 % más que en 2020.

En un contexto empresarial más centrado en el uso de las nuevas tecnologías, que implica una mayor exposición a los riesgos que conlleva el uso de las telecomunicaciones, la ciberseguridad se ha convertido en una herramienta clave para las empresas que necesitan reforzar la seguridad de sus operaciones y finanzas, además de su reputación.

En 2019, Panamá se posicionó en quinto lugar dentro del índice de preparación digital dentro de Latinoamérica prepandemia. Aunque la digitalización ya estaba teniendo lugar en las esferas empresariales y de gobierno, fue impulsada por un crecimiento sostenido de la adopción de internet del lado de la demanda digital causada por la pandemia.

Por lo que una mejor conectividad y tecnologías más accesibles llevaron a las compañías a adelantar sus planes para la transformación digital para conseguir más clientes y retener a los actuales mediante experiencias de usuario mejoradas. Esto se refleja en el gasto global en tecnologías y servicios digitales que tuvo un crecimiento de 10.4% en 2020, equivalente a unos $1.3 billones de dólares según International y se proyecta que alcance un gasto total en el periodo de $6.8 billones en 2023, de acuerdo con el International Data Corporation (IDC).

Basado en las lecciones aprendidas durante la pandemia, el IDC estima que el 80% de las empresas globales habrán puesto un mecanismo para hacer la transición hacia una infraestructura y aplicaciones centradas en la nube para finales del 2021.

‘‘La aceleración en la digitalización ha generado que la ciberseguridad se convierta en una de las prioridades de las empresas que buscan sortear riesgos financieros y de reputación, lo que ha requerido mayores inversiones en este tipo de tecnologías’’, comenta Enrique González Haas, presidente y director general de Schneider Electric México y Centroamérica. ‘’Sin embargo, aún existe la importante necesidad de concientizar a la comunidad empresarial sobre los riesgos asociados a la ausencia de controles de ciberseguridad dentro de su operación’’, añade.

En Latinoamérica la incidencia de las principales amenazas cibernéticas son el ransomware con 57%, violación de datos con 55% y programas malignos (malware) con 53% según datos de ESET Security Report 2020.

El incremento en amenazas genera demanda para soluciones de protección en ciberseguridad más estrictas en todos los negocios y tipos de industrias. Dado que cualquier estrategia de ciberseguridad es sólo tan fuerte como el eslabón más débil, es crítico identificar y mitigar riesgos al aplicar estándares y buenas prácticas a lo largo de la línea de defensa, que incorpora personas, procesos y tecnología.

A pesar de que los riesgos de ciberataques involucran a todas las industrias, algunos sectores son más vulnerables y hemos visto diversos casos que han comprometido las operaciones de empresas del sector Industrial, Retail, Gobierno, Educativo y Salud.

A través de cuatro capítulos que incluyen datos y gráficos relevantes, el reporte La nueva realidad de Ciberseguridad en México evalúa el impacto de la pandemia en la aceleración de la transformación tecnológica y la adaptación de las estrategias de negocio de las empresas a la demanda de unos mercados cada vez más centrados en las operaciones digitales.

Inversión digital
Según analizan Schneider Electric y OBG en el informe, aunque la evolución de la transformación tecnológica en Latinoamérica no mostraba previamente un crecimiento muy positivo, la pandemia ha acelerado la necesidad de las empresas de invertir en procesos y herramientas digitales para aumentar su competitividad y responder mejor a las demandas del mercado.

Para hacer frente a la crisis, las empresas han tenido que adaptarse rápidamente al nuevo comportamiento de los consumidores y a las prioridades comerciales afectadas por la pandemia. Según datos de Del Technologies, en el mundo, aproximadamente 8 de cada 10 negocios aceleraron la adopción de al menos una tecnología digital.

Según el informe las prácticas de transformación digital que se aceleraron más durante la pandemia son el trabajo remoto, el Edge computing, las experiencias digitales para clientes o empleados, la gestión de datos y los servicios digitales bajo demanda

Por otro lado, señala como principales barreras para la transformación digital, la carencia de habilidades en los equipos de TI internos, las preocupaciones respecto a la seguridad y privacidad, la falta de presupuesto y recursos, el impacto económico ligado a la pandemia y la incapacidad de extraer valor de los datos, entre otros.

Sin embargo, mientras que otros mercados reducen el gasto en tecnologías de la información, se prevé que América Latina acelere la inversión digital en los próximos años. El gasto en hardware, software y servicios TI en la región aumentará un 12% anual hasta el 2024, de acuerdo con el reporte.

‘’Para reforzar la gestión de riesgos tecnológicos, las empresas todavía deben superar la falta de conocimiento, la baja inversión en ciberseguridad y la escasez de talento. No obstante, el progreso significativo que la región ha experimentado en conocimiento, capacitación y desarrollo de competencias en ciberseguridad en los últimos años, hace pensar que se está avanzando en la dirección correcta’’, afirma Harry Van Schaick, editor regional de OBG en América Latina.

Para revisar el informe completo La nueva realidad de Ciberseguridad en México sobre la ciberseguridad en México ingrese aquí: https://go.schneider-electric.com/MX_202108_FS-All-IT-EstudioCiberseguridad_ver1-La-nueva-realidad-de-ciberseguridad-en-Mexico-MF-LP.html

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí