Élite de la industria petrolera debatirá el próximo giro global del crudo

0
339

Las oscilaciones del crudo en 2023 hicieron que el Brent, la referencia mundial, alcanzara en junio su nivel más bajo desde 2021, con poco más de 70 dólares el barril

El petróleo está teniendo un año agitado, sacudido por el nerviosismo ante la ralentización de China, los recortes de la oferta de la OPEP+ y las consecuencias de la campaña de endurecimiento de la Reserva Federal. Las tensiones han desorientado a muchos operadores y los precios se han hundido, para luego recuperarse. Ahora, lo que viene es objeto de debate en Singapur.

Productores, fondos de cobertura, analistas y operadores se darán cita en esta ciudad-estado del sudeste asiático con motivo de la Conferencia del Petróleo en Asia y el Pacífico, organizada por S&P Global Commodity Insights. El mayor encuentro del sector en la región, que comienza el lunes, es una cita obligada en el calendario, ya que ofrece tanto una prueba de fuego del estado actual del mercado como pistas sobre las perspectivas.

Entre los ponentes figuran Russell Hardy, Consejero Delegado de Vitol Group, Gary Ross, Director de Black Gold Investors LLC, y Ben Luckock, Codirector de Operaciones Petroleras de Trafigura Group. Aunque todos ellos centrarán la atención del público durante el día, gran parte de la acción preferida por los asistentes tendrá lugar fuera de horario, en cócteles a los que sólo se podrá asistir con invitación y elegantes eventos organizados en hoteles y clubes de la época colonial, bares en las azoteas e incluso un campo de golf.

Las oscilaciones del crudo a lo largo de 2023 hicieron que el Brent, la referencia mundial, alcanzara en junio su nivel más bajo desde 2021, con poco más de 70 dólares el barril. Ese desplome, que sorprendió a bancos demasiado alcistas como Goldman Sachs Group Inc, se debió en parte a que los flujos procedentes de Rusia se mostraron más resistentes de lo esperado a pesar de las sanciones y la limitación de precios impuesta tras la invasión de Ucrania. Los recortes de la oferta liderados por Arabia Saudí allanaron entonces el camino para una reactivación, con el Brent ahora cerca de los 89 dólares.

Recortes OPEP

Se prevén reducciones adicionales. Rusia comunicó la semana pasada que ha acordado con sus socios de la OPEP+ nuevos recortes de las exportaciones, y dará a conocer los detalles en los próximos días. Al mismo tiempo, se espera que Arabia Saudí amplíe su recorte de 1 millón de barriles hasta octubre.

“Estoy seguro de que Arabia Saudí empezará a deshacer el recorte adicional de suministro de 1 millón de barriles diarios en algún momento”, dijo Warren Patterson, jefe de estrategia de materias primas de ING Groep NV, prediciendo que la producción volvería en el cuarto trimestre. “Fundamentalmente, el mercado puede absorber fácilmente el retorno de estos barriles”.

Como reflejo de estas perspectivas, la Agencia Internacional de la Energía declaró en su última instantánea que la demanda mundial de petróleo registraba un récord en medio de un fuerte consumo, una tendencia que podría impulsar los precios. El consumo mundial se situó por primera vez en junio en una media de 103 millones de barriles diarios y podría seguir aumentando, según la Agencia.

No cabe duda de que hay muchos indicios de que el mercado mundial se ha tensado. Entre ellos, los inventarios comerciales de EE.UU. se han reducido en casi 60 millones de barriles desde que alcanzaron su máximo a mediados de marzo, y las existencias se sitúan ahora en el nivel más bajo desde finales de 2022. Por otra parte, los futuros del Brent y del West Texas Intermediate han cotizado en persistente retroceso, un patrón alcista.

Sin embargo, la demanda sigue siendo motivo de preocupación, especialmente las perspectivas de China, principal importador. Aunque las entradas de crudo en lo que va de año superan con creces el ritmo del año pasado, gran parte se ha almacenado y parte del combustible procesado se ha enviado al extranjero en medio de la debilidad interna. Además, el país lleva meses registrando malos datos económicos, a medida que se tambalea su recuperación tras la crisis de los cohetes.

Las entradas de China pueden ser mayores, pero “esto refleja la ‘puesta al día’ en la acumulación de existencias a medida que la economía se ajusta de nuevo a la normalización de los viajes”, dijo Vishnu Varathan, jefe de Asia de la economía y la estrategia de Mizuho Bank Ltd.. “Es prematuro declarar que el reciente repunte de los volúmenes de importación refleja el optimismo industrial”.

FUENTE: BLOOMBERG

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí