Ni Google ni Meta: Las empresas que se volverían multimillonarias con la inteligencia artificial

0
688

La inteligencia artificial es el término de moda en la actualidad y todo el planeta, más allá de la industria tecnológica, está intentando subirse a la ola de este prometedor sector.

Bloomberg — Aquellos inversionistas que están buscando una forma singular de entrar en el boom de la IA en el mercado bursátil están hallando una opción interesante en lo que normalmente es el extremo más aburrido del universo de la renta variable: las compañías de servicios públicos.

La inteligencia artificial es el término de moda en la actualidad, y todo el planeta, desde las empresas de fabricación de chips a las de equipos de computación, hasta las compañías de automóviles, están intentando pintarse con sus esperanzadores tonos.

Asimismo, está generando el más reciente repunte bursátil, como han podido constatar los inversionistas esta última semana.

Luego, el viernes, la matriz de Google, Alphabet Inc. (GOOL), sobrepasó los US$2 billones en valoración de mercado, en tanto que las acciones de Microsoft Corp. (MSFT) también avanzaron luego de que ambas firmas presentaran avances en materia de inteligencia artificial en sus resultados trimestrales.

Sin embargo, la cuestión con la tecnología de inteligencia artificial es esta: necesita enormes cantidades de energía para ser desarrollada y ejecutada. Y aquí es donde entran en escena las empresas de servicios públicos.

“La demanda de energía de los centros de datos ya ha sido enorme, luego vino el revuelo de la IA y la necesidad de energía se disparó”, dijo Manju Naglapur, vicepresidente senior y gerente general de soluciones de infraestructura, aplicaciones y nube de Unisys Corp. (UIS) “Con todo el dinero, si se gasta en centros de datos, el consumo de energía aumentará enormemente”.

El sector de servicios públicos del índice S&P 500 cayó un 10% en 2023, su peor año desde 2008, lo que lo convierte en el grupo más débil en el índice de referencia de acciones, que se disparó un 24% en general. Eso no fue exactamente una sorpresa considerando que las empresas tienden a obtener malos resultados durante períodos de tasas de interés persistentemente altas.

Las acciones se han recuperado algo en 2024, subiendo un 4,4% a medida que los controles de costos compensaron los mayores gastos de refinanciamiento y el gasto de capital récord.

Pero el mayor cambio en el sentimiento hacia las empresas de servicios públicos es la esperanza de una creciente demanda de los nuevos centros de datos que consumen energía y son necesarios para la expansión de la IA.

El mayor impulsor

“La narrativa de la IA está captando la mayor cantidad de interés de los inversores”, dijo Ryan Levine, director de cobertura de servicios públicos en Citigroup Inc. (C) “Tiene el potencial de ser el mayor impulsor de la industria”.

En todo Estados Unidos, las empresas de servicios públicos se están preparando para aumentos históricos en la demanda de electricidad liderados por los centros de datos y la inteligencia artificial.

Incluso fuera de Data Center Alley en el norte de Virginia, donde Dominion Energy Inc. (D) detuvo temporalmente nuevas conexiones de centros de datos en 2022 debido a limitaciones de la red, las empresas están planeando nuevas plantas de energía y líneas de transmisión.

La inteligencia artificial está preparada para ayudar a impulsar un aumento del 900% en la demanda de energía de los centros de datos en el área de Chicago, que potencialmente requerirá tanta electricidad como la que pueden producir unas cuatro plantas de energía nuclear, dijo recientemente el CEO de Exelon Corp. (EXC), Calvin Butler.

Southern Co. (SO) predice que sus ventas de electricidad aumentarán a un 6% de crecimiento anual y alrededor del 80% provendrá de centros de datos.

Esto explica por qué Goldman Sachs Group Inc. (GS) creó dos canastas de inversión (Power Up America y Data Center Equipment) para clientes que buscan formas alternativas de afrontar la próxima explosión de la IA.

Si bien el banco no revela las acciones de sus cestas, selecciona empresas en función de cuatro categorías: servicios públicos regulados y no regulados, infraestructura de redes inteligentes y materias primas de generación de energía.

“Consideramos que estos temas, junto con la amplia cesta de IA de Goldman, serán los más populares en los próximos años”, dijo en una entrevista telefónica Faris Mourad, vicepresidente de cestas personalizadas de la firma en Estados Unidos.

En lo que va del año, la canasta Power Up se ha disparado casi un 28% y la canasta de Equipos de Centro de Datos ha subido más del 18%.

Se trata de cifras elevadas teniendo en cuenta que el sector tecnológico del S&P 500, que suele volar alto, ha ganado sólo un 8,3% en 2024, y los servicios de comunicación, que incluyen empresas de redes sociales, es el grupo de mejor desempeño del índice con un aumento del 17%.

Mientras tanto, Mourad espera que las ganancias de fin de año de 2024 de la canasta Power Up America sean un 21% más altas de lo que se pronosticó originalmente en enero de 2023. Y ve más ganancias en el futuro.

Fuentes en expansión

La disponibilidad de energía es una consideración clave cuando los operadores de centros de datos deciden dónde construir. Por lo general, acuden a una empresa de servicios públicos local para discutir cuánta energía necesitan, y luego la empresa de servicios públicos busca aprobación para construir una nueva planta o comprar electricidad a terceros.

Por ejemplo, Georgia Power, la filial más grande del holding de servicios públicos Southern, obtuvo recientemente la aprobación de la Comisión de Servicios Públicos de Georgia para ampliar su capacidad en 1,4 gigavatios para satisfacer la demanda de los centros de datos y otras empresas.

“Recomendamos comprar Southern Co. sobre esta tesis”, dijo Levine de Citigroup.

El acceso a fuentes de energía renovables también es una ventaja. A Aaron Dunn, codirector de acciones de valor y administrador de cartera de Morgan Stanley Investment Management, le gusta NextEra Energy Inc. (NEE) porque construye generación renovable para su propia unidad de servicios públicos y desarrolla energías renovables para otras.

“Creemos que las energías renovables y el almacenamiento son un factor clave para ayudar a satisfacer esta mayor demanda”, dijo el martes el CEO de NextEra, John Ketchum, durante la conferencia telefónica sobre las ganancias del primer trimestre de la compañía. “La oportunidad del mercado estadounidense de energías renovables y almacenamiento tiene el potencial de ser tres veces mayor en los próximos siete años en comparación con los últimos siete”.

Dado que los desarrolladores de centros de datos buscan ubicaciones económicas, Dunn espera que el Medio Oeste se convierta en un centro de actividad, ya que el terreno es más barato que en otras partes del país. “Eso también beneficia a una empresa como CMS Energy Corp. (CMS), que opera desde Michigan”, dijo.

De hecho, CMS dijo en su conferencia telefónica sobre resultados el jueves que firmó un contrato para un nuevo centro de datos de 230 megavatios y que otras empresas buscan construirlo en Michigan.

Por supuesto, toda esta demanda sólo puede beneficiar a las empresas de servicios públicos si pueden producir la electricidad para satisfacerla. A muchos expertos en energía les preocupa que la red eléctrica estadounidense no esté preparada para soportar la ola que se avecina.

Eso hace que algunos inversores recurran a las empresas que se incorporarán para fortalecer la red para que las empresas de servicios públicos puedan adaptarse al nuevo entorno de alta energía.

“Esto va a ser un verdadero desafío para las empresas de servicios públicos tradicionales”, dijo Walter Todd, director de inversiones de Greenwood Capital Associates, que posee acciones como Eaton Corp. (ETN) y Hubbell Inc (HUBB). “Los verdaderos beneficiarios del uso de electricidad de este centro de datos son aquellos que se beneficiarán del dinero gastado para mejorar la red”.

Fuente: Bloomberg 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí