Millones de criptomonedas en peligro por cierre de Silicon Valley Bank

0
697

Dos cierres en el sector bancario -Silicon Valley Bank, del SVB Financial Group, y Silvergate Capital Corp.- han desencadenado una nueva serie de tensiones

El mercado de activos digitales viene de un año turbulento en el que se han producido varias quiebras de gran repercusión. Ahora, dos cierres en el sector bancario -Silicon Valley Bank, del SVB Financial Group, y Silvergate Capital Corp.- han desencadenado una nueva serie de tensiones.

La quiebra de SVB provocó un efecto dominó en el mercado crucial de las stablecoins después de que el gigante de los activos digitales Circle Internet Financial Corp, uno de los mayores emisores de los tokens ampliamente utilizados y conocidos por su seguridad percibida, revelara que tenía 3.300 millones de dólares de reservas en el banco. La noticia provocó que el token de Circle, USD Coin, cayera por debajo de la paridad prevista de 1 a 1 con el dólar, conmocionando al mercado.

Aunque la desvinculación de USD Coin fue preocupante, es el cierre de Silvergate, un banco amigo de las criptomonedas, y el cierre de su plataforma de pagos electrónicos, Silvergate Exchange Network, lo que puede tener aún más resonancia.

Durante años, en los inicios de la evolución de las criptomonedas, las mesas de operaciones extrabursátiles, los fondos de cobertura y otros inversores que querían incursionar en las criptomonedas tenían que pasar por trámites costosos, largos y engorrosos para mover fondos entre los activos digitales y los bancos, porque los dos tipos de infraestructura no estaban conectados. Si un inversor quería transferir dinero de su cuenta bancaria a una bolsa, podía tardar días a través de los canales bancarios tradicionales, a menudo demasiado tarde para aprovechar el último movimiento del mercado. Mover fondos entre bolsas rápidamente o en fin de semana no era posible, ya que los bancos estaban cerrados mientras que las criptomonedas operaban 24 horas al día, 7 días a la semana.

El cambio de juego llegó en 2017 cuando Silvergate estableció la Silvergate Exchange Network, conocida como SEN. La plataforma permitió a los usuarios, incluidos los fondos de cobertura y las firmas de criptomonedas como Coinbase Global Inc. transferir fondos sin problemas y casi instantáneamente, en cualquier momento de cualquier día. Esto permitía a las empresas entrar y salir del volátil mercado de criptomonedas con mayor rapidez, menor coste -el uso de SEN era gratuito- y menor riesgo.

La presencia de la red ayudó a impulsar el auge de la adopción institucional que hizo posible el mercado alcista de criptomonedas más reciente. Su cierre amenaza con frenar el crecimiento, aunque quizá temporalmente, mientras surgen nuevas alternativas.

“Deja a las empresas legítimas de criptomonedas expuestas a una serie de riesgos, como la capacidad de liquidar operaciones con contrapartes, pagar al personal y las facturas, aceptar pagos de facturas”, dijo en una entrevista Oliver von Landsberg-Sadie, cofundador de BCB Group, cuya red de pagos espera captar a los clientes de SEN. “Una empresa sin cuenta bancaria queda rápidamente inoperativa, y las criptoempresas son especialmente vulnerables a este riesgo”.

Solo el año pasado, SEN gestionó 563.300 millones de dólares en transferencias, una cifra inferior a los 787.400 millones de dólares del mismo periodo de 2021, pero aún así impresionante. La red contaba con casi 1.700 clientes en su punto álgido del tercer trimestre del año pasado, según los archivos de Silvergate.

La ausencia de SEN ya está haciendo mella y dificultando las operaciones. La liquidez, o facilidad de negociación, para las transacciones Bitcoin-dólar y Bitcoin-Tether en algunas bolsas de EE.UU. ha caído entre un 35% y un 45% desde principios de marzo hasta el sábado, según la firma de investigación Kaiko. Mientras tanto, las empresas de criptomonedas han estado buscando servicios bancarios y de pago alternativos.

“Cuando me levanto, en mi buzón de entrada, los primeros mensajes que veo son de organizaciones que buscan alternativas”, afirma Daryn Barney, fundador de Role Fintech Partners, una empresa que ayuda a las criptomonedas a conectar con los bancos.

Opciones tan sólidas como SEN hay muy pocas. El antiguo rival de Silvergate para los clientes de activos digitales, Signature Bank, dijo recientemente que estaba retirando los depósitos relacionados con las criptomonedas. Bajo presión regulatoria, otros bancos están limitando sus depósitos relacionados con criptoempresas entre un 10% y un 15%, y pueden cobrar comisiones por tener que hacer frente a un mayor escrutinio regulatorio. Sin el SEN, los costes de las conversiones a fiat podrían aumentar entre un 20% y un 40%, según Richard Crone, consejero delegado de la consultora de pagos Crone Consulting.

Están surgiendo algunas alternativas. Las empresas fiduciarias de criptomonedas, que ya poseen activos digitales de sus clientes y mantienen relaciones con los bancos, están considerando la posibilidad de entrar en escena y ofrecer funciones similares a las del SEN. BCB Group, que gestiona Blinc, una red de pagos similar a SEN para empresas de criptomonedas que es popular en Europa, espera lanzarse pronto con tres o cuatro bancos en EE.UU., dijo von Landsberg-Sadie.

En la última semana, BCB ha recibido más de 60 consultas y está incorporando nuevos clientes, según von Landsberg-Sadie. La semana que viene tiene previsto ofrecer la función de pago en dólares a su primera media docena de clientes.
Aunque algunas de estas redes alternativas pueden contar con el apoyo de diversos bancos, es posible que otras no tengan tantos clientes como SEN, y que las bolsas más pequeñas y los mercados extrabursátiles “tengan dificultades para competir sin acceso a la misma liquidez y recursos que tenían antes”, dijo Crone.

Antes de la caída de USD Coin, algunos argumentaban que el cierre de SEN podría empujar a las instituciones a utilizar de forma más agresiva las stablecoins. Una vez que los dólares se convierten en stablecoins, los usuarios pueden utilizarlas para pagos en bolsas o en blockchains. Sin embargo, las stablecoins conllevan sus propios riesgos. Como demostraron los problemas de USD Coin, siguen conectadas al sistema bancario tradicional y pueden verse afectadas por sus fallos. Y los reguladores están dando vueltas.

“Es menos seguro, estás confiando en estos emisores de stablecoin, esta operación opaca Tether”, dijo Conor Ryder, analista de Kaiko, en una entrevista. “Si usted tiene cada firma crypto en los EE.UU. haciendo esto – que pone más presión sobre los reguladores”. Las autoridades federales y de Nueva York ya han ido tras una stablecoin de la marca Binance emitida por Paxos Trust Co. y conocida como BUSD, diciendo que era un valor no registrado. Los tethers son emitidos por una empresa privada extranjera que ha llegado a un acuerdo con el fiscal general de Nueva York y ha sido multada por la Commodity Futures Trading Commission.

Un mayor escrutinio normativo de las stablecoins -que probablemente se intensificará tras los problemas de USD Coin- no solo podría restringir su uso, sino que también podría llevar a los usuarios de activos digitales a volver a utilizar redes de blockchain lentas y más caras para el intercambio de tokens entre partes. Durante las épocas de mayor actividad de la cadena de bloques Ethereum, por ejemplo, a veces se gastaba más dinero en comisiones de transacción que en los tokens no fungibles que se compraban.

“Es un poco más complejo, tienes que ser más sólido operativamente”, dijo en una entrevista Cory Klippsten, CEO del proveedor de planes de ahorro automatizados de Bitcoin Swan Bitcoin. “Crea un poco más de costes para todos”.

Fuente : Bloomberg linea.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí