Devastadora implosión del submarino “El Titán” del Titanic: Se confirma el fallecimiento de su tripulación

0
565

Los cinco tripulantes del sumergible desaparecido que se dirigía al Titanic murieron a causa de una “implosión catastrófica” de su nave.

La Guardia Costera estadounidense llegó a esa conclusión tras examinar los restos hallados bajo el agua a primera hora del jueves por un vehículo teledirigido. Los restos fueron hallados a 1.600 pies (488 metros) de la proa del Titanic.

“Informamos inmediatamente a las familias”, declaró el contralmirante John Mauger en una reunión informativa celebrada el jueves en Boston. “En nombre de los guardacostas estadounidenses y de todo el mando unificado, les ofrezco mi más sentido pésame”.

La saga de la nave desaparecida, conocida como Titán, despertó fascinación en todo el mundo, mientras una flota internacional de barcos y aviones rastreaba desesperadamente una zona del Atlántico Norte dos veces mayor que Connecticut. Los equipos de rescate trabajaron sin descanso, preocupados por la disminución de las reservas de oxígeno del Titán, estimadas en 96 horas, después de que perdiera el contacto con el buque de investigación canadiense Polar Prince el 18 de junio.

A principios de semana, los guardacostas estadounidenses declararon que se habían detectado sonidos no identificados durante la búsqueda, pero que no estaban relacionados con la embarcación desaparecida.

A bordo del Titan viajaban el británico Hamish Harding, de 58 años, fundador de la empresa de inversiones Action Group y ávido aventurero; el experto marítimo francés Paul-Henry Nargeolet, de 77 años; Stockton Rush, de 61 años, director ejecutivo de OceanGate Inc. con sede en Everett, Washington, que dirigía la expedición; y Shahzada Dawood, de 48 años, y Suleman Dawood, de 19, padre e hijo de una de las familias más prominentes de Pakistán.

“Estos hombres eran auténticos exploradores que compartían un marcado espíritu de aventura y una profunda pasión por explorar y proteger los océanos del mundo”, declaró en un comunicado OceanGate Expeditions, operador de la misión. “Nuestros corazones están con estas cinco almas y con todos los miembros de sus familias en estos trágicos momentos. Lamentamos la pérdida de vidas y la alegría que trajeron a todos los que conocían”.

El Titán, una embarcación de 6,7 metros de eslora fabricada en fibra de carbono y titanio, estaba diseñada para transportar a un piloto y cuatro tripulantes a una profundidad máxima de 4.000 metros. Según el sitio web de OceanGate, un sistema de a bordo era capaz de rastrear el estado de salud de la tripulación y proporcionar “detección de alerta temprana para el piloto con tiempo suficiente para detener el descenso y volver a la superficie con seguridad”.

Pero no se recibió ningún mensaje después de que una nave nodriza en la superficie perdiera todas las comunicaciones con el Titán el 18 de junio, aproximadamente 1 hora y 45 minutos después de que empezara a sumergirse hacia el Titanic, que se hundió en 1912 en su primer viaje transatlántico.

OceanGate dice que ofrece expediciones de 10 días al yacimiento del Titanic, brindando a “exploradores cualificados” la oportunidad de unirse como especialistas de la misión. Sus honorarios sufragan la formación y participación del equipo científico que explora el barco que se hundió en 1912 en su primer viaje transatlántico tras chocar contra un iceberg. OceanGate también organizó expediciones para explorar el pecio en 2021 y 2022, según su sitio web.

Fuente: www.bloomberg.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí