¿Por qué las multinacionales se van de Rusia?

0
202
World Global Business Cartography Globalization International Concept

Muchas empresas están confrontadas a las perturbaciones logísticas del comercio mundial relacionadas con el conflicto.

Obligadas por las sanciones, presionadas por los desafíos logísticos, comprometidas en la denuncia del conflicto o preocupadas por su imagen, las multinacionales aumentan los anuncios de salida o suspensión de actividades en Rusia, desde el grupo petrolero BP al gigante sueco del mueble Ikea.

“Hacer negocios con Rusia será algo cada vez menos políticamente correcto y razonable. Por el contrario, el riesgo en materia de reputación aumenta más allá del riesgo geopolítico relacionado con el conflicto y del riesgo económico generado por las sanciones“, indicó a la AFP Sylvie Matelly, directora adjunta de IRIS (Instituto de Relaciones Internacionales y Estratégicas).

Muchas empresas están confrontadas a las perturbaciones logísticas del comercio mundial relacionadas con el conflicto ruso-ucraniano y las sanciones contra Rusia.

Ikea, al suspender, el jueves, sus actividades en Rusia -donde es uno de los principales empleadores occidentales- y en Bielorrusia, tomó una decisión que afecta a 15,000 empleados, 17 almacenes y tres sitios de producción.

El conflicto “provoca perturbaciones graves en la cadena de producción y de comercio“, indicó Ikea, muy criticada en Suecia cuando anunció en un primer tiempo que sus almacenes seguirían abiertos.

El sector automovilístico está muy afectado por los problemas logísticos y dos de los mayores grupos mundiales, Toyota y Volkswagen, suspendieron su producción en Rusia “hasta nueva orden”.

Cualquier violación de las sanciones puede causar penalidades muy cuantiosas para las empresas.

En el sector aéreo, cuando la Unión Europea (UE) y Canadá prohibieron la exportación de aviones, repuestos y equipos de la industria aeronáutica a Rusia, Airbus suspendió sus servicios de asistencia a las compañías aéreas rusas y el suministro de repuestos, así como Boeing.

Los que emiten tarjetas de pago, como los estadounidenses Visa, Mastercard y American Express, tomaron medidas para impedir que los bancos rusos utilicen sus redes.

Fuente: AFP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here