• [ngg src=”galleries” ids=”700″ display=”basic_thumbnail” thumbnail_crop=”0″]Para el desarrollo de esta obra se prevé emplear en total unos 100,000 m3 de concreto, 10,000 Tn de acero de armar y 1,000 Tn de acero estructural.

Ciudad de Panamá, 02 de febrero de 2021. Recientemente iniciaron las obras de construcción de la extensión de la Línea 1 del metro de Panamá desde San Isidro hasta Villa Zaita. Esta importante obra que lleva a cabo el Consorcio Línea Panamá Norte (OHL – MOTA ENGIL) tiene una longitud de 2.2 kilómetros y traerá consigo beneficios adicionales como la construcción de un estacionamiento de 800 puestos, la ampliación a 6 carriles de la Vía Transístmica en la zona y la construcción de un centro de atención primaria de la Caja del Seguro Social.

Con un plazo de 33 meses para la ejecución de la obra el consorcio conformado por OHL y Mota Engil, trabajará por un desarrollo de calidad que se convierta en un modelo de construcción al servicio de la sociedad panameña basado en su extenso conocimiento y experiencia en la construcción de ferrovías a nivel global.

40 años de trabajo en proyectos de obra civil y edificación singular y una fuerte presencia en América Latina avalan la experiencia de este grupo en el mercado de infraestructura

Según Raúl Esteban Hernández, representante legal del consorcio,  “este inicio de relación formal con el país istmeño nos permitirá aportar nuestra vasta experiencia en el sector construcción y esperamos se convierta en el punto de partida para contribuir al progreso de este importante mercado que tiene planificado el desarrollo de proyectos de gran envergadura para el beneficio de la población en general”.

Otros beneficios que traerá consigo la extensión tienen que ver con una estación terminal elevada en el extremo Norte de la línea con una capacidad mayor de 10.000 pasajeros en hora pico y que contará con andenes de 7 m de ancho por 94 de largo, así como un vestíbulo de 21.7 m de ancho, y la construcción de un intercambiador de autobuses de 16 dársenas con capacidad para más de 8.000 pasajeros en hora pico y un estacionamiento vehicular con capacidad para unas 800 unidades. Ambas construcciones, estación terminal e intercambiador estarán conectadas entre si y con el exterior por pasillos de circulación peatonal con especial atención a la accesibilidad de personas con movilidad reducida.

Para mejorar la fluidez del tráfico en la zona se creará un segmento destinado a tráfico con dos niveles en la vía Transístmica con cruces a distinto nivel, para lo cual se realizarán más de 800 pilotes, además de mejoras peatonales y paisajistas, las cuales se desarrollarán en la servidumbre existente. Sin duda, un hito importante para deprimir la avenida en esta zona será el desvío de importantes servicios públicos, como la quebrada de Santa Rita que se reubicará mediante un colector hidráulico de hasta 900 m de longitud.

La vía férrea se aloja sobre un viaducto elevado de vía doble, formado por 74 columnas y 5 pórticos de doble columna levantados sobre un total de 1,300 metros de pilotes de 2.25 m de diámetro. El tablero está compuesto por 4,500 m de vigas prefabricadas tipo U de 5 m de ancho y 30 de largo con un peso de 150 Tn cada una.

Tanto OHL como Mota Engil cuentan con una gran experiencia en el sector infraestructura comprobada a nivel global y Latinoamericano. Dichas empresas han llevado a cabo obras como: El Sistema de Tranvía de Medellín, El Tren Ligero de Guadalajara y el Tren Interurbano de México-Toluca, el Viaducto del Centenario de la Ciudad de México, el Libramiento elevado de Puebla, la ampliación de la línea 3 del metro de la ciudad de Santiago de Chile; todas estas desarrolladas por OHL. El Tren Maya en el sudeste mexicano, el Puerto de San Martín en Perú y el Proyecto de Conectividad Cambao-Manizales en Colombia; llevadas a cabo por Mota Engil.

Ambos conglomerados se unen para aportar toda esta experiencia a Panamá y llevar a cabo la extensión de la Línea 1 del Metro de Panamá que como ya se ha dicho propiciará el empleo de más de 1,000 plazas de empleos (directos e indirectos). En este sentido, también vale la pena destacar que el consorcio cuenta con los más estrictos protocolos de seguridad que contribuyen en la lucha contra la pandemia de COVID-19 pues sus espacios de trabajo están dotados de las medidas necesarias que garanticen la salud de sus trabajadores velando además por la correcta implementación de las recomendaciones dadas por las autoridades sanitarias.

Para el consorcio es una satisfacción contar con un Sistema de Gestión Antisoborno y un Sistema de Gestión de Compliance Penal conformes con las normas que evidencian su compromiso con una cultura ética y de cumplimiento de la legalidad y que asegura el correcto desarrollo de esta obra y el cumplimiento de todos procesos necesarios para llevar a término este proyecto en forma eficiente

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí