Presidente Cortizo Cohen destaca que la labor conjunta entre Estados Unidos y Panamá ha contenido al gusano barrenador desde Panamá hasta Alaska, ocasionando ahorros en la ganadería.


Estados Unidos señala su deseo de invertir más en investigación científica para ofrecer más oportunidades de trabajo a jóvenes interesados en carreras de ciencias e ingeniería.


El presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, expresó su satisfacción de compartir la celebración de los 15 años de creación del Complejo Técnico – Administrativo de la Comisión Panamá-Estados Unidos para la Erradicación y Prevención del Gusano Barrenador del Ganado (COPEG) porque es “una exitosa iniciativa que ha contribuido a contener la plaga del gusano barrenador del ganado desde Panamá hasta Alaska”.

En el acto conmemorativo al aniversario de la construcción del complejo, así como de la planta productora de moscas estériles del gusano barrenador en Pacora, el gobernante dijo que esta planta es única en el mundo y ha sido clave en la producción masiva de moscas estériles como una solución efectiva para evitar la reproducción del dañino gusano, una plaga potencialmente mortal en los animales de sangre caliente.

“La acción conjunta desarrollada por Panamá y los Estados Unidos ha ayudado a proteger a los países de Centro y Norteamérica, y actualmente pone una barrera biológica más allá del Darién con la dispersión de moscas estériles 21 millas náuticas dentro del territorio colombiano”, expresó Cortizo Cohen.

Destacó que el trabajo de COPEG incluye la producción de miles de millones de moscas cada año que luego se dispersan donde sea necesario, lo que se complementa con una vigilancia en campo atenta a posibles brotes del insecto.

La labor de COPEG, explicó el gobernante, produce un ahorro anual calculado en $3,200 millones, que beneficia a productores panameños, centroamericanos y norteamericanos, al evitar las pérdidas que ocasiona este parásito.

Los procesos utilizados han sido tan exitosos que sirven como referencia y son objeto de estudio en otras partes del mundo, destacó.

“La alianza que dio origen a COPEG es un buen ejemplo de lo que puede lograr la cooperación internacional con proyectos bien planificados”, precisó el presidente.

Enrique Samudio, director general de COPEG-Panamá, dijo que esta planta es el resultado del trabajo arduo de mucha gente, la investigación excepcional científica, teórica y práctica, además de las sólidas relaciones diplomáticas, el trabajo entre Panamá y Estados Unidos, y de una visión compartida de un mundo sin una plaga como esta.

Por su parte, el jefe de misión de la Embajada de Estados Unidos, Stewart Tuttle, manifestó que COPEG es un ejemplo impresionante de éxito y de cómo se puede trabajar en conjunto.

“Juntos hemos logrado lo que parecía imposible: erradicar el gusano barrenador del norte de todo el hemisferio occidental. Este es un logro de Panamá, Estados Unidos y los demás países, desde Costa Rica a Canadá”, manifestó el diplomático.

“Queremos invertir más en la investigación científica para ofrecer más oportunidades de trabajo a jóvenes interesados en carreras de ciencia e ingeniería”, indicó Tuttle, quien señaló sentirse orgulloso de lo que “Panamá y Estados Unidos hemos construido juntos; seguiremos manteniendo a COPEG como líder mundial en la erradicación y prevención de esta plaga”.

COPEG cuenta con 412 colaboradores, muchos de los cuales provienen de comunidades aledañas a Pacora, y el 44% de las jefaturas están a cargo de mujeres. A través del Acuerdo de Cooperación Internacional, el Servicio de Inspección de Sanidad Animal y Vegetal del USAD (APHIS) y el Ministerio de Desarrollo Agropecuario de Panamá (MIDA) cofinancian y administran COPEG.

Durante el evento, el director de COPEG Panamá, Enrique Samudio; y la directora de COPEG-Estados Unidos, Vanesa Dellis, entregaron un reconocimiento y un pin de la institución al presidente Cortizo Cohen por su apoyo favorable al acuerdo de cooperación internacional que dio nacimiento a COPEG desde sus funciones como diputado de la Asamblea Nacional y a la creación de la citada planta como ministro de Desarrollo Agropecuario.

En el evento participó también el ministro de Desarrollo Agropecuario, Augusto Valderrama. Rafael Siu, párroco de la Parroquia Inmaculada Concepción de Pacora, dirigió la invocación religiosa de este acto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí