¿Cómo será la cadena de suministro de la industria automotriz del futuro?

0
51

Conoce estos informes sobre el futuro de la cadena de suministro automotriz en los próximos cinco a siete años.

La agencia informativa Thomson Reuters y el Grupo de Acción de la Industria Automotriz (AIAG) se asociaron recientemente para producir dos informes sobre el futuro de la cadena de suministro automotriz en los próximos cinco a siete años.

• La unión gestó dos reportes, uno en la región de Asia/ Pacífico y el otro en las Américas/Europa.
Partiendo de ambos, ambas entidades desarrollaron un tercer informe que compara y contrasta los resultados previos.
El documento Dos informes, una conclusión – Enfrentando cambios rápidos en tiempos inciertos – ofrece un análisis detallado de las mega tendencias globales que afectan el desarrollo, la producción y las ventas automotrices en todo el mundo.
Las tendencias cubiertas incluyen tensiones en el comercio internacional, cambios regulatorios, consideraciones ambientales, vehículos eléctricos y autónomos, ciberseguridad, problemas laborales, suministro de materiales y mucho más.


¿Cómo cambiará la industria automotriz?
El nuevo informe también proporciona a los observadores de la industria una vista previa de qué esperar en los próximos cinco a siete años, a medida que estas tendencias se desarrollen y el mercado automotriz del futuro tome forma.
Aunque los primeros dos informes se basaron en comentarios de profesionales que trabajan en partes totalmente diferentes del mundo, una comparación de los resultados genera varias sugerencias importantes.
La más importante es que, independientemente de dónde se produzcan los automóviles, los fabricantes de automóviles en todo el mundo se enfrentan muchos de los mismos desafíos básicos.
Según el reporte, las cadenas de suministro efectivas requieren estabilidad y previsibilidad, así como los medios para anticipar posibles interrupciones y planificar adecuadamente, a fin de minimizar mejor los riesgos.
Desafortunadamente para quienes administran las cadenas de suministro automotrices, una confluencia de diferentes factores está creando un entorno cada vez más inestable e impredecible para operar, detalló el texto.

Volatilidad en la industria automotriz en los años por venir
El reporte determinó que muy probablemente el nuevo clima de negocios alrededor de la industria automotriz mundial se caracterice por períodos de relativa calma interrumpidos por momentos extremos de volatilidad.

Por ejemplo, es prácticamente imposible evitar problemas comerciales y regulatorios que afectan directamente la entrega puntual de piezas automotrices, independientemente de la parte del mundo en la que se fabrican los vehículos automotores.
Tensiones comerciales entre Estados Unidos y China; el acuerdo comercial renegociado de Estados Unidos, México y Canadá; Brexit; la Asociación Económica Regional Integral de Asia son disputas comerciales que implican varias estipulaciones y restricciones en la fabricación y distribución de piezas de automóviles, así como dónde y cómo se ensamblan los vehículos.
Los fabricantes de todo el mundo también se enfrentan a los desafíos logísticos y de mercado relacionados con la eliminación gradual de los motores de combustión interna, aumentando simultáneamente la capacidad de los vehículos eléctricos (VEs) e invirtiendo en tecnología de vehículos autónomos (VA).


El cambio a los vehículos eléctricos
Aunque la adopción masiva de vehículos eléctricos y vehículos autónomos está a muchos años de distancia, el reporte indicó que mantener la rentabilidad será un acto de equilibrio delicado para la mayoría de los fabricantes de automóviles en los próximos años.
El documento añadió que un factor subyacente a todas estas tendencias es el cambio en las actitudes generacionales hacia la propiedad de vehículos motorizados.
A medida que proliferan los servicios de viajes compartidos se materializan otras opciones de transporte y las preocupaciones sobre el medio ambiente influyen en la toma de decisiones, destacó.
Los cambios en la fuerza laboral también están afectando al sector, según el cable de la agencia.
A medida que los trabajadores más jóvenes evitan la industria, los empleados de más edad se jubilan y la demanda de más gente técnicamente calificada continúa aumentando.
De forma conjunta, estos problemas compartidos resaltan el hecho de que la industria automotriz en su totalidad se encuentra en medio de una turbulenta transición de su herencia de la era industrial a un nuevo futuro más orientado tecnológicamente, cuyos contornos solo ahora están tomando forma, concluyó el reporte


FUENTE: THE LOGISTICS WORLD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here