Por : Engracia Archibold

Doctora en Ciencias Económicas y Empresariales

engraciadedios@gmail.com

El riesgo país en un indicador de la situación económica; y es utilizado por los inversionistas internacionales para tomar decisiones de inversión.

Para establecer el riego país se analizan varias variables, entre ellas económicas, sociales, políticas e institucionales. Principalmente se mide el comportamiento de la capacidad crediticia del país para acceder a financiamientos y poder enfrentar sus obligaciones con los acreedores externos.

Cuanto mayor sea el riesgo que presente el país, peor será la calificación; y de esta calificación dependen temas tan importantes como la inversión extranjera y la capacidad de ser sujeto de créditos para recibir financiamiento internacional.

Es un indicador que es calculado por distintas entidades financieras internacionales, que se han posicionado como “calificadoras internacionales de riesgo para inversión”. Hay muchas, pero las más conocidas son Moody’s, Standard & Poor’s, Fitch Y J.P: Morgan. Cada una utiliza su propio método y ponderación de variables cuantitativas y cualitativas, que son cambiantes, lo que las hace subjetivas e imperfectas, pero generalmente llegan a resultados muy parecidos.

Dependiendo de la empresa calificadora, la calificación se expresa en números, en letras de la A hasta la D, utilizando algunas solo letras mayúsculas, algunas con signos de más o menos, otras utilizan una combinación de letras mayúsculas y minúsculas y números; no obstante, todas tienen su equivalencia con las otras empresas.

La calificación ‘AAA’ es la más alta otorgada e indica que la capacidad del país para cumplir con sus obligaciones en muy fuerte; y así va disminuyendo la calificación hasta llegar a la letra D, con sus signos de más o menos, lo que indica la deficiencia del país para enfrentar a sus acreedores.

Veamos el caso de Panamá específicamente

Panamá un país relativamente pequeño, ubicado en el centro de las Américas, que une a América del Norte con América del Sur, con una economía dolarizada y con un dinamismo de crecimiento que se había mantenido estable.

El 24 de noviembre de 2020 la calificadora Standard & Poor´s bajó las Calificaciones soberanas de largo plazo de Panamá de BBB+ a BBB y lo fundamenta con el argumento de una mayor carga de intereses, y además la categoriza como estable, ósea, que no es probable que cambie esa calificación…

La calificación crediticia de emisor soberano, según Standard & Poor´s, no refleja la capacidad y voluntad del país para enfrentar sus obligaciones financieras; si no es un tratamiento concesional a la deuda que se debe, para ayudar al gobierno deudor a recuperarse de un escenario económico difícil. En este caso, sería de la pandemia de COVID-19. Dependiendo de la situación el país en problemas, podría continuar pagando sus obligaciones. Las calificaciones soberanas son más significativas, porque no se consideran esas concesiones como un incumplimiento.

Esta es la visión de Standard & Poor´s sobre Panamá, que quedó plasmado en su informe:

“Visión general

· Esperamos que la fuerte contracción económica de Panamá inducida por la pandemia de COVID-19 aumente las necesidades de financiamiento del soberano.

· La creciente carga de la deuda, combinada con menores ingresos fiscales, ha resultado en mayores pagos de intereses para el gobierno.

· Por lo tanto, estamos bajando nuestras calificaciones crediticias soberanas de largo plazo de Panamá a ‘BBB’ de ‘BBB +’ y afirmando nuestras calificaciones crediticias soberanas de corto plazo de ‘A-2’.

· La perspectiva estable refleja nuestra opinión de que, a pesar de una fuerte contracción este año, la economía se recuperará a un ritmo sólido, lo que ayudará a estabilizar las finanzas públicas.”

Finalmente, la mayoría de los países, por no decir todos, se verán fuertemente afectados económicamente por la pandemia de COVID-19, y aunque la calificación de riego país ha bajado para Panamá, sigue siendo alentadora, ya que se le ha caracterizado por una situación especial, y no por falta de capacidad o voluntad para pagar.

Sigue el pequeño Panamá de las Américas manteniendo grados propicios para la inversión, lo que la sigue situando como un punto estratégico para la inversión, no obstante, eso se tendrá que reforzar con acciones y medidas que el gobierno de turno implemente para enfrentar y salir airoso de esta situación.

Parafraseando el informe de Standard & Poor´s, Panamá tiene la esperanza que a pesar de esta fuerte contracción que se está enfrentando a nivel mundial, su economía se recupere a un ritmo sólido, lo que nos ayudará a salir adelante.

Engracia Archibold

Doctora en Ciencias Económicas y Empresariales

engraciadedios@gmail.com

PROYECCIONES DE STANDARD & POOR´S PARA PANAMÁ

Fuente: Standard & Poor´s. Informe 24 de noviembre de 2020. Estadísticas clave. Tabla 1

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí