6 TENDENCIAS QUE MARCARAN LA MANERA DE HACER NEGOCIOS POST COVID 19

Ante estos tiempos de incertidumbre mundial, quienes sean capaces de levantar la mirada y ver las necesidades no cubiertas ante la limitante de desarrollar nuestras vidas como antes, serán capaces de no solo subsistir, sino de crecer incluso a niveles no antes pensados.
Sobreponiéndose al bajón emocional que ha significado este distanciamiento social hay que ver con luces largas y apostar en grande a estas alternativas que presentamos a su consideración
1. La revalorización del consumo interno
Ante la necesidad de activar la economía local con la mayor brevedad posible el consumir lo nacional es, sin duda, una de las principales acciones estratégicas a empujar para dinamizar la economía. Esto se traduce en oportunidades para las marcas y comercios locales que pueden encontrar su gran momento en esta coyuntura y puedan innovar ante las nuevas necesidades que ha impuesto este escenario.
2. Ambientes sanitizados y menos calor humano
La asimilación del distanciamiento social y la conciencia y temor por el contagio del virus, hará que los consumidores no solo demanden si no que asistan únicamente a comercios cuyas medidas de seguridad e higiene sean estrictas y transmitan confianza para una experiencia satisfactoria.
El confinamiento y distanciamiento pasa una factura a aquellos negocios donde había mucho contacto humano y ante ello queda innovar o crear medidas que sean percibidas como sanas a los habituales clientes. Todo aquello que antes era cara a cara ahora será atendido a través de reuniones y métodos digitales.
3. Abrazar al e-commerce para subsistir
Este es el momento de apostarlo todo por la digitalización de procesos y métodos de realizar actividades comerciales, incluso por la incomodidad que representa el hacer filas en los comercios o pasar revisiones contínuas a los clientes que valorarán los comercios que tengan estas facilidades digitales. Siendo así, las empresas que tenían showrooms tendrán que adecuar sus espacios para ser más, así como considerar la asesoría y los servicios online.
4. Nuevos emprendimientos en sectores clave
Esta crisis abre innumerables oportunidades para sectores como el tecnológico, con la alta demanda de servicios para optimizar protocolos de teletrabajo, la imposición de la formación online, así como la seguridad y privacidad en las comunicaciones online. Aquellas empresas que apostaron a las impresoras 3D, contarán con una herramienta de valor para optimizar el desarrollo de materiales en serie.
Todo evento antes social de masas se reinventa a sus formatos digitales desde ofertas culturales hasta actividades lúdicas.

5. El intercambio profesional sin fronteras
La colaboración entre profesionales no presencial ha sido exitosa, abriendo así un nuevo modelo de trabajo. Esto supone una excelente oportunidad donde las marcas y las empresas pueden fortalecerse de talentos de alto nivel, con distintos puntos de vista, así como de un bagaje de experiencia multicultural, totalmente valioso en un mundo definitivamente más global, abierto e interconectado, donde los servicios profesionales reemplazarán en muchos casos a contratos laborales atados a leyes y códigos de trabajo que son rígidos y no basados en resultados.
6. La salud ha pasado a primer lugar para la gente
El efecto psicológico de la pandemia se reflejará en una elevada demanda de productos que garanticen sistemas de salubridad y sostenibilidad. La concientización por la protección del ambiente y los recursos naturales crece en las generaciones que aún no estaban tan concienciadas y habrá mayor inclinación por las empresas, servicios y productos que promueven un estilo de vida que respete el bienestar común.

Por: Ivan Jimenez,

Economista

Ministerio de Comercio e Industrias República de Panamá. 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*