EXTENSION DE LA LINEA 1 DEL METRO DE PANAMA HASTA VILLA ZAITA. UNO DE LOS MEGAPROYECTOS EMBLEMA HACIA LA RECUPERACION ECONOMICA

Esta obra  fue adjudicada a Mota Engil, conjuntamente con la empresa OHL 

El sector construcción en Panamá de acuerdo a cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo de la Contraloría General representó el 14.8% del PIB del país en 2019 y una tasa de crecimiento de 0.1% después de vivir años de gloria en el quinquenio 2009-2014 donde llegó a tener tasas de crecimiento de 29.3% en 2012 comparativamente a su año anterior; todo esto marcado por el proyecto insignia del Metro de Panamá (Línea 1), así como la ampliación del Canal de Panamá.

Económicamente está claro que el crecimiento de estos años fue coyuntural, aupado por un mega presupuesto en infraestructura de 13.6 billones de dólares en el quinquenio mencionado. Lo que dinamizó múltiples sectores transversalmente y redujo el desempleo nacional a menos del 4%.

Al cierre de 2019, el sector construcción generó 172,977 plazas de empleo, siendo el mayor generador de empleo del país. Sin embargo ya venía de 2 años de cifras decrecientes y cautela a la vista por parte de empresarios e inversionistas.

En marzo llegó el corona virus (SARS COVID-19) a Panamá y se estima que esta crisis sanitaria mundial elevará la tasa de informalidad del 45% al 55% en un solo año y aumentará el desempleo de 7% a 25% como resultado de a paralización económica que ha vivido el país desde marzo tras el primer caso de COVID-19. El Gobierno Nacional aún mantiene deudas con sus proveedores por alrededor de 200 millones de dólares, a pesar de haberse enfocado en pagar los compromisos pendientes que quedaron del gobierno pasado. EL sector construcción ha estimado las pérdidas en 30 millones de dólares por día desde que comenzó la cuarentena en el país. Al primer trimestre, el sector cayó a -6.9% comparativamente a Enero-marzo 2019, por lo que la caída es aún mayor en el segundo trimestre donde aún no se cuentan con estadísticas oficiales.

Todo este escenario que se vive es sin lugar a duda el gran reto y desafío; pero donde hay crisis, hay oportunidades. De esta forma, el Gobierno Nacional ha ido liberando los distintos sectores económicos para activar los contratos suspendidos, así como dar prioridad a las mega obras que estaban detenidas. Para mayor comprensión. La Línea de Metro 1 generó 3,200 empleos directos y 1,800 directos en su fase de construcción según el Banco de Desarrollo de América Latina.

Mota Engil, conjuntamente con la empresa OHL se adjudicaron la licitación para la construcción de la extensión del Metro de Panamá (Línea 1) desde San Isidro hasta Villa Zaita por un monto de 178 millones de dólares y contará con un viaducto de 2.2 kilómetros y debería estar terminado en 33 meses. La extensión de la línea contará con una estación terminal elevada en el extremo norte de la línea 1, con capacidad para más de 10 mil pasajeros en hora pico, y se conectaría con un intercambiador de buses.

En este entorno de cambios y ajustes, Mota Engil apuesta en grande en la búsqueda de un socio clave como Communications Construction Company (ACPC) de origen asiático, que aporte mayor solidez en sus capacidades financieras, técnicas y comerciales de la empresa para incrementar sus actividades en todos los mercados y abrir nuevas oportunidades para nuevos desarrollos. De hecho, tras el anuncio de venta del 30% de su capital a la empresa asiática, las acciones de la constructora de revalorizaron un 15%, estabilizándose la subida a un 11%, lo que transmite un mensaje importante a la comunidad inversora sobre las capacidades y estrategias financiera de esta empresa de amplia trayectoria en el mundo de los megaproyectos alrededor del mundo.

El impacto de esta obra (Extensión Línea 1 del Metro de Panamá entre San Isidro y Villa Zaita. La obra contempla además la ampliación de la Vía Transístmica a 6 carriles y un segmento con manejo del tráfico a 2 niveles, aparte de mejoras peatonales y paisajistas, las cuales se desarrollarán en la servidumbre existente.

Mota Engil en medio del panorama de pandemia mundial refugió su fortaleza financiera en Europa donde logró mantener una facturación al I Semestre de 2020 por 455 millones de euros manteniendo así un crecimiento de 12% comparativamente al mismo periodo de 2019, viendo cómo todos los otros mercados cayeron ante las cuarentenas impuestas por mercados claves donde la empresa opera proyectos.

Tras la apertura en Panamá del sector construcción el Gobierno Nacional ha dado luz verde para que el sector y los proyectos de mayor envergadura e importancia como este, puedan ejecutarse ya que la provincia de Panamá genera el 71% del Producto Interno Bruto. Dadas las características del desarrollo urbanístico del área metropolitana de la Ciudad de Panamá, el crecimiento demográfico de la misma ha mostrado un importante crecimiento hacia Panamá Norte, donde apunta a desarrollarse esta extensión del Metro de Panamá. Para el año 2040, estudios del Metro estiman que el total de viajes diarios crezca 56%, llegando a 3.9 millones de pasajeros, cifra que se traduce en menos autos en calle, disminución de la congestión y desplazamientos más rápidos y una calidad de vida superior y altamente deseada en ambientes urbanos con altas densidades poblacionales.

El Gobierno Nacional debe agilizar la tramitología con las entidades respectivas (Contraloría General y Ministerio de Economía y Finanzas) para garantizar los pagos que vayan a darse a este proyecto que lleva un importante atraso tras la pandemia y que representará un importante número de empleos, así como activará otros sectores transversales como restaurantes, transporte, materiales e insumos de construcción. El impacto en el sector construcción como mayor empleador del país así lo demanda, para mitigar de alguna manera el impacto de la cuarentena y reducir el desempleo lo cual es imperante para generar mayores ingresos a la población y mayores impuestos.

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*