CAF PROMUEVE LA RECUPERACIÓN DE LAS EMPRESAS DE AMÉRICA LATINA A TRAVÉS DE LA BANCA COMERCIAL Y DE DESARROLLO LOCAL

La emergencia sanitaria que enfrenta la región por cuenta de la propagación del COVID-19, requiere una respuesta inmediata para salvaguardar la salud de la población, su bienestar y protección social, pero también para apoyar a las empresas en mantener su operatividad y posterior recuperación.

La protección del empleo y las pequeñas y medianas empresas (Pyme) son fundamentales para sostener el progreso social alcanzado por América Latina en las últimas décadas. CAF -banco de desarrollo de América Latina- proporcionará ágilmente a los bancos comerciales de sus países miembros líneas de crédito y préstamos destinados a apoyar a las Pyme, al sector de la salud y otros sectores críticos.

“Velar por la salud de los latinoamericanos, la protección de la población más vulnerable, proteger el empleo y la operatividad de las empresas es una prioridad para los gobiernos y el sector privado, que cuenta con un apoyo incondicional de CAF para lograr una respuesta integral, rápida y ajustada al contexto de cada país”, aseguró Luis Carranza Ugarte, presidente ejecutivo de la institución.

Los bancos de desarrollo locales también recibirán de manera oportuna un aumento sustancial en las líneas de crédito superior al 80%; acompañadas de otros instrumentos financieros como garantías y fondos de garantías nacionales, entre otros, para promover la recuperación económica de la región. Además, CAF pone a disposición sus expertos para proveer asistencia técnica a las autoridades bancarias nacionales en cuestiones reglamentarias que se deban implementar por cuenta de la coyuntura generada por el coronavirus.

Estas iniciativas se complementan con la Línea de Crédito de Emergencia de carácter contracíclico y rápido desembolso por hasta USD 2.500 millones para apoyar y complementar las medidas fiscales que están aplicando los Gobiernos; una línea de crédito contingente por hasta USD 50 millones por país para la atención inmediata de la emergencia sanitaria y recursos de cooperación técnica no reembolsable por hasta USD 400 mil por país para iniciativas relacionadas con esta coyuntura global.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*