ADMINISTRACIÓN DE RIESGO, EL RETO DE LOS PROYECTOS DE APP

La entrada en funcionamiento del Régimen de  las Asociaciones Público-Privadas (APP), al tiempo que impulsa la inversión nacional y atrae la inversión extranjera directa, representa para el sector asegurador una oportunidad para concienciar sobre la importancia de contar con un respaldo en las obras que se desarrollen.

A esta conclusión se llegó en un conversatorio organizado por Marsh Semusa, empresa líder en consultoría, corretaje de seguros y administración de riesgos, que junto a expertos en el tema y clientes, se evaluaron los principales aspectos de la entrada en vigor de la Ley 93 del 19 de septiembre de 2019 que crea el Régimen APP.

En este sentido, el Secretario Nacional de Asociaciones Público-Privadas, Saleh Asvat, expresó que “son varios los proyectos que se estarán licitando bajo este esquema, por lo tanto, la reglamentación de la ley es necesaria para garantizar la eficiencia, la transparencia y el cumplimiento de los requisitos en los procesos que rigen los proyectos de APP”.

En la actualidad, el país ocupa el lugar 14 de 21 países en la región que han puesto en marcha el sistema de APP.

Al respecto se refirió Luis Moreno, abogado asociado de la firma Alfaro, Ferrer & Ramírez (AFRA), quien explicó que al no existir una reglamentación en el pasado, se le restaba competitividad al sector y aseguró que es un momento coyuntural para continuar con la planeación y el diseño de proyectos bien estructurados que puedan ser exitosos.

Ante las expectativas de que este marco legal genere grandes oportunidades económicas para el país, uno de los aspectos más importantes que se debe cuidar es la financiación de los proyectos.

Sobre este punto, Hernan Monroy, Managing Director de Marsh comentó que existe el esquema de Project Finance que permite que los proyectos sean financiados a largo plazo y luego se reembolse la deuda en flujos de efectivo generados por el mismo proyecto. “Es decir, hay que tener muy clara la capacidad que tienen estos proyectos de retornar la inversión a los prestamistas, ya que pueden generarse riesgos como los retrasos en la entrega, la disminución de ingresos esperados por multas o sanciones, entre otras” añadió Monroy.

En cuanto al proceso de negociación de los términos de financiación, Joao Buzio, Regional Construction Leader de Marsh, agregó que existen los prestamistas, concesionarios y contratistas, quienes deben negociar la distribución de los riesgos de la obra para evitar conflictos de intereses.

Buzio asegura que el dueño de la obra, es decir el concesionario, debe ser quien consiga una misma póliza para todos las partes, y de esta mantener los mismos requerimientos entre los participantes.

Los expertos y expositores coincidieron en que el éxito de los proyectos que se realicen a través de Asociación Público-Privada es determinado en gran parte por la capacidad de la gestión de los riesgos que tengan los participantes. No en todos los casos la creación de una APP es la solución a todos los problemas. Es por ello Marsh cuenta con las soluciones más innovadoras para asesorar a sus clientes en la búsqueda de proyectos exitosos, garantizando la culminación y la entrada exitosa en operación.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*