MICROSOFT AI+TOUR

La inteligencia artificial podría elevar el GDP de América Latina al 4.3% anual

Así lo sostiene un estudio, elaborado por CIPPEC,
que fue presentado hoy en Panamá, durante el AI+Tour de Microsoft

 

El mundo está transitando una profunda disrupción digital que tiene a la inteligencia artificial (IA) como gran protagonista. Los casos de empresas que empiezan a incorporar esta tecnología ya sea para sus procesos productivos, logísticos o de atención al cliente, para un uso mayor intensivo de datos o para la integración de los sistemas de una empresa, van en aumento.

Pero ¿estamos avanzando tan rápido como podríamos? ¿Cuáles serían los beneficios en términos económicos para América Latina de una absorción más acelerada de esta tecnología? ¿Qué desafíos se presentarían en un escenario de incorporación tecnológica más intensiva?R PAN

Éstas y otras preguntas son las que aborda el estudio “Inteligencia Artificial y Crecimiento Económico: Oportunidades y Desafíos para América Latina”, elaborado por el Centro de Implementación de Políticas Públicas para el Crecimiento y la Equidad (CIPPEC), a pedido de Microsoft Latinoamérica. La investigación indagó en las 6 economías más importantes de la región para realizar proyecciones de crecimiento. El informe, que fue presentado hoy en el evento de Microsoft sobre Inteligencia Artificial “AI + Tour”, concluye que si la región adoptara y difundiera la IA de manera más intensiva de lo que adoptó las TIC en los 90, podría acelerar el crecimiento más de un punto porcentual, ubicándose en 4.3% de GDP.

El ejercicio incluye también escenarios menos optimistas para la región: un escenario “negativo”, que refleja un deterioro respecto de la adopción histórica de tecnología que llevaría a Latinoamérica a una desaceleración del crecimiento (2.1%). Y un escenario “neutral” o de “statu-quo” que asume que la economía regional mantiene el mismo ritmo de adopción tecnológica que tuvo en los 90s; en este caso, su proyección de crecimiento se mantiene en el 3.2%.

Aprendiendo de la historia

La experiencia de las revoluciones industriales previas sugiere que aquellas firmas y países que más rápido adoptan las nuevas tecnologías son quienes obtienen más oportunidades para crecimiento. Esta es la tesis sobre la que se basa el informe de CIPPEC.

“La primera revolución industrial, que introdujo la máquina a vapor, fue liderada por el Reino Unido, que logró crecer en durante casi 5 décadas el doble que el resto de Europa”, explicó Ramiro Albrieu, investigador responsable del estudio, durante su intervención. “La segunda revolución industrial tuvo su epicentro en Estados Unidos, con la introducción de la electricidad que rápidamente se difundió por todos los sectores productivos de esa economía, llevando a un crecimiento nuevamente de más del doble de Europa. Y en la tercera revolución industrial se produjo el “milagro asiático”, empujado por una rápida absorción de las tecnologías de la información (TIC) y triplicando las tasas de crecimiento de America Latina.”

Sin embargo, Albrieu sostiene que en el caso de la Cuarta Revolución industrial aún no está todo dicho: “Se abre una oportunidad de crecimiento para muchos países en desarrollo”.

Los cambios no son automáticos. El estudio sostiene que para llevar a América Latina a un nuevo nivel de incorporación tecnológica se requiere una “política industrial 4.0” y un esfuerzo importante de readaptación de las habilidades de los trabajadores, a medida que estos sean desplazados a nuevas tareas, de mayor calidad y productividad. Este es uno de los puntos más importantes para toda la región.

Finalmente, se requiere a empresas que desafíen el statu-quo para poder aprovechar la innovación que trae la IA, con su potencial para la apertura de nuevos sectores tecnológicos. “Las revoluciones industriales siempre se dieron en las empresas”, recuerda Albrieu.

 

La IA en empresas de Centroamérica y Panamá

El informe de CIPPEC destaca que la IA, al igual que las demás tecnologías que revolucionaron la economía en el pasado, se propaga en casi todos los sectores de una economía. Thania Segura, Gerente General de Microsoft para América Central, confirmó esta apreciación. “Estamos viendo un interés generalizado en esta tecnología desde diversos sectores como solución para la integración de sus sistemas, para el mejor uso de los datos y para la atención de los clientes”.

Grupo Babel, socio de Microsoft con sede en Costa Rica y presencia en la región, es uno de los casos que ya se encuentra a la vanguardia de la implementación de IA. Pensando en la gestión de un recurso escaso como el agua, desarrolló una solución en la nube que involucra Internet de las Cosas, Big Data y aprendizaje automatizado para medir en tiempo real parámetros físicos y químicos del agua como temperatura, pH y turbidez, a través de sensores colocados en fuentes de agua y conectados a internet. Estos sensores, traducen la información en gráficos que permite a las organizaciones disminuir costos y tiempo.

Este mismo proceso de exploración atraviesa la industria agrícola de la mano del IICA, el Instituto Interamericano de Cooperación Agrícola. Con Sede en Costa Rica, pero con representación de 34 países, incluida Panamá, el IICA está hoy ayudando a los granjeros de distintos países a cosechar más y mejor, desperdiciar menos y estar más conectados. Están desarrollando un conjunto de soluciones tecnológicas basada en IA Microsoft que incluyen sensores para detección de plagas, chatbots para comunicación con productores y gestión de datos para sistemas de alerta temprana y toma de decisiones a nivel de política pública

En América Latina y el mundo, muchas empresas han incorporado también chatbots para optimizar las comunicaciones con sus clientes. Es el caso de Cable and Wireless Panamá (CWP), que ya está utilizando IA para mejorar el flujo de comunicación con sus clientes y hacer más eficientes sus procesos de contratación de servicios.  La empresa precisaba de un sistema que integrase chat en vivo, reportes, agendamiento, y coordinación con base de datos, para que los clientes puedan auto servirse y adquirir servicios, así como obtener respuesta sobre las consultas más comunes y recurrentes y organizar la venta en línea de sus productos fijos y móviles.  Para esto se diseñó, desarrolló e implementó un Bot (AI) basado en tecnología Microsoft, el cual se apoya en el uso de los servicios cognitivos y plataforma Azure, para responder y tramitar las necesidades requeridas y solicitadas por más de 2.000.000 de clientes de telefónica, en una primera etapa por medio de los canales de mensajería más utilizados como liveChat. 

“La inteligencia artificial es una realidad que permitirá amplificar el ingenio humano con tecnología inteligente y ayudará a las empresas de todos tamaños y a construir las soluciones que les permitan acceder a información de valor para crear nuevos servicios y experiencias que les permitan crecer y cumplir con las necesidades de sus clientes” concluyó Thania Segura al ser consultada por el aporte esperado de la inteligencia artificial.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*